Vida extra a tus computadoras

Obtén el máximo beneficio de tu equipo actual eliminando los problemas de tus computadoras y obtén el tiempo necesario para tu programa de renovación.

Hace poco platicaba con una ingeniera que recién se integró a una empresa subcontratista de PEMEX. Le asignaron un espacio de trabajo y como es de esperarse, también le asignaron una computadora de escritorio para realizar sus actividades diarias.

En menos de 20 minutos se dio cuenta que dicha computadora no era precisamente la herramienta que le ayudaría a eficientar su tiempo: la PC tardó más de 5 minutos en iniciar, el procesador de texto mostraba las palabras mucho después de haber sido escritas, el disco duro estaba saturado y tardaba más de lo esperado en guardar cada cambio que realizaba. Con cada acción realizada, tenía que esperar… y esperar.

Si has notado que las computadoras de tu empresa son lentas, objetos de molestia o desesperación y no cuentas con el presupuesto suficiente para renovar o cambiar tus equipos, podrías estar enfrentando un problema informático para el soporte de tus actividades en un futuro próximo o incluso estar ya inmerso en ello. Sin embargo, hay 5 acciones con las que puedes extender el tiempo de vida útil de tus PC’s lo suficiente como para crear un plan de renovación e incluso incrementar la capacidad productiva de tus empleados.

1.  Evalúa tu posición.

Lo primero que debes realizar es un inventario de las características físicas de tus computadoras. Incluye la capacidad de disco duro, memoria ram y velocidad del procesador en dicha tabla. Una buena opción es incluir los periféricos: monitores, teclados, tipos de ratones, impresoras, etc. Con este inventario podrás determinar rápidamente los puntos de mejora de toda tu infraestructura de hardware.

Por otro lado, has una relación de las necesidades de uso de tus empleados. De forma general, recaba información sobre tiempo de uso, programas más utilizados, requisitos esenciales y descartables, cantidad de impresiones, etc.

2.  Reorganiza

Con los resultados, estudia la posibilidad de reasignar equipos según las tareas más adecuadas de acuerdo a sus capacidades. Por ejemplo, si tienes una computadora con un disco duro pequeño y poca memoria RAM, entonces debes utilizarla para tareas que solo incluyan procesador de texto u hojas de cálculo con un uso moderado. Si tienes una computadora de mayor capacidad, puedes instalar la impresora compartida y el escáner, asignandola a usuarios con requisitos de uso mayores.

3.  Solo lo básico

Muchas veces el bajo rendimiento del equipo de cómputo es resultado de instalar muchos programas innecesarios, acumular archivos desde hace mucho tiempo y no realizar mantenimiento preventivo. Lo primero que debes hacer es una depuración de los programas que tienes instalados. Luego has respaldos de tus archivos más antiguos y deja solo aquellos que utilices constantemente. Posteriormente utiliza las “herramientas del sistema” para liberar espacio en disco y desfragméntalo. Otra acción es configurar el Messenger, Yahoo msn,  Ares y otros programas de descarga para que no inicien automáticamente, pues consumen memoria aún cuando no los utilizas.

4.  Utiliza el equipo moderadamente.

Muchos usuarios pueden estar acostumbrados a “realizar varias tareas a la vez”. Redactan una carta de presentación para un nuevo cliente, realizan las gráficas de productividad de la semana, escuchan su música favorita y atienden el correo web. Quizá ellos puedan realizar todas estas tareas, pero en ocasiones las computadoras estarán rebasadas en sus capacidades y eso agrava el problema. Hay que darles un respiro a los equipos de cómputo y moderar la cantidad de programas que utilizan al mismo tiempo.

5.  Actualiza sólo lo conveniente.

Si sólo necesitas aumentar la memoria de algunos equipos para que las aplicaciones corran con mayor rapidez, la opción correcta es actualizar. Mejorar la capacidad de memoria y disco duro de una PC es sencillo y el costo es moderado. Otro punto favorable para actualizar son los periféricos dañados ya que tienen un bajo costo, mejoran la percepción del usuario y pueden reutilizarse cuando lleguen los equipos nuevos. En caso de ser necesario, formatea los equipos y configuralos para obtener el máximo desempeño.

Si por el contrario, el costo de la actualización supera el 50% del costo de un equipo nuevo, entonces el reemplazo es la solución más adecuada ya que contarás con mejores capacidades y características que no tiene tu modelo actual.

Con estas acciones obtendrás el máximo provecho de tu equipo, mejorarás el entorno de trabajo de tus empleados y tendrás un tiempo valioso que te permitirá elaborar un plan de renovación de tu infraestructura informática. En todo caso, estos consejos son parte de una estrategia que te permitirá manejar el problema satisfactoriamente por un tiempo, pero eventualmente será más adecuado actualizar tu equipo, paulatina o completamente. Tú decides!

Anuncios

Un comentario en “Vida extra a tus computadoras

  1. Hola David, gracias por tan valiosa información, estoy elaborando el plan anual de mantenimiento preventivo y correctivo de la empresa. Considero emplear a una persona externa para esto, con que periodicidad me recomiendas y que puntos son los mas importantes para una empresa consultora que prácticamente tenemos todo en google, correo, nube en Drive para almacenar la información y poder compartirla, algunos programas específicos por especialistas, de esta manera nos permite trabajar con varios clientes en varios puntos de la república. En base a esto que me siguieres para un plan anual preventivo.
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s